Libro “El Sermón del Monte”

Libro “El Sermón del Monte”

El Sermón del Monte

La oración dominical y la llave de oro

Autor Emmet Fox

Editorial Metafísica aplicada

 

 

Libro “El Sermón del Monte”

Emmet Fox destaca en esta obra la importancia del papel que Jesús tuvo en la historia de nuestra humanidad.

Según Fox, el mensaje de Jesús os da claras instrucciones para dirigir nuestra vida y nuestro destino, de tal forma que podamos hacer con ellos lo que deseemos. Jesús explico que la entidad del hombre es espiritual y eterna.

Ya sabemos que los principios metafísicos nos hablan de que vivimos en una ilusión, en el mundo de la materia, Emmet Fox nos dice que vivimos en un corte en sección de la totalidad de la verdad, y por tanto solo podemos percibir una explicación parcial del todo.

Este es el mensaje de Jesús, que ha sido tergiversado por la religión. La religión nos ofrece un Dios parecido al hombre, con limitaciones, y que se enfada y a veces es cruel y rencoroso. Encima, la religión nos habla de un pecado original, y de que en función de cómo nos comportemos, podemos ser castigados en el infierno. El mensaje de Jesús nos dice en ningún momento que somos castigados por nuestros actos por Dios, sino que nos castigamos a nosotros mismos. Nuestros propios errores son los que nos castigan. El pecado hace perder al hombre la integridad de su alma. El hombre es necio s pierde la integridad de su alma por ganar el mundo material. Por muy ciega que este una persona en lo impuro y en lo malo, el Dios que cada uno tiene en su propio interior la perdonara, porque es misericordioso, paternal y todo poderoso, y además le proporcionara la fortaleza necesaria para que esa persona pueda redescubrirse a sí misma.

Jesús dijo que quien practicase sus enseñanzas podrá obrar milagros:

“Las cosas que hago las haréis, y muchas más aun”.

Según Emmet Fox, Jesús tampoco instruyo una jerarquía eclesiástica ni ningún sistema ritualistico al que debemos adherirnos y seguir fervorosamente. Esa fue una de las causas porque, al predicar la verdad, los que tenían el poder religioso en aquel tiempo, los fariseos, vieron cuestionada su autoridad y sus ceremonias, y temieron perder su estatus, y por eso le persiguieron y finalmente lo mataron.

“Pero vosotros no os hagáis llamar Rabbí, porque uno solo es vuestro maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos” (mateo 23:8).

Ante una situación que parezca que no podamos controlar, debemos elevar nuestra conciencia por encima de las limitaciones del plano físico. Eso se consigue mediante la oración. La oración cambia las condiciones de ese plano, y provoca que de repente, todo cambie de forma imprevista, de tal forma que lo adverso desaparezca. Las cosas vienen de forma diferente a como hubieran venido si no hubiésemos orado. El milagro se producirá. Por tanto, la oración tiene el poder de cambiar las cosas. Solo hace falta ser perseverantes. No obstante, Emmet Fox adelanta que la oración es una ciencia y un arte que hay que dominar. Jesús obraba milagros porque dominaba la oración.

Si en realidad deseas cambiar tu vida, si realmente deseas cambiarte a ti mismo, esto es, convertirte en otra persona por completo a la vista de Dios y del hombre, si realmente deseas salud, paz mental y desarrollo espiritual, entonces Jesús, en su Sermon del Monte, te ha mostrado claramente cómo hacerlo. No es esta una tarea fácil, pero sabemos que puede hacerse porque hay quienes lo han logrado. Pero hay que pagar el precio, y este es que los principios enunciados sean puestos en práctica en todos los aspectos de tu vida y en toda transacción diaria, quiéraselo o no, y más en especial en aquellos puntos en que preferirías no hacerlo.

Si estás dispuesto a pagar el precio, a romper realmente con el “viejo hombre” y a comenzar con la creación del nuevo, entonces el estudio del gran Sermón será para ti la Montaña de la Liberación.

    $96.00Precio

    Síguenos

    • Facebook
    • Instagram

    Ubicación

    México

    © 2020 Zunzunta

    0

    Contáctenos

    Telefono (55) 5834-4800

    Whatsapp (55) 5834-4800